El senador Gustavo Madero Muñoz manifestó su preocupación ante el desdén del presidente Andrés Manuel López Obrador por las niñas y niños, muestra de ello –dijo– es el equivocado diagnóstico sobre las Estancias Infantiles.

Recordó que este programa surgió durante los gobiernos panistas para contrarrestar la situación de un importante número de madres de familia en nuestro país, debido a que no contaban con algún familiar que cuidara de sus hijos, corriendo el riesgo de dejarlos en lugares donde no se garantizaba su seguridad, impidiendo que acudieran a trabajar con tranquilidad.

“De nueva cuenta se está poniendo a las familias mexicanas en esta situación” aseguró.

Con la reducción del 50 por ciento al presupuesto de las Estancias Infantiles, sentenció, se está haciendo un daño estructural tremendo e irreparable a este sistema, el cual no se soluciona entregando mil 600 pesos bimestrales a las familias como lo propone el Presidente de México.

El legislador panista indicó que se está generando una gran incertidumbre a los más de 350 mil menores y las 70 mil personas que laboran en las 9 mil 536 Estancias Infantiles que se reparten a lo largo de todo México, porque existe un riesgo latente del cierre de algunas de éstas, consecuencia del retiro de más de 2 mil millones de pesos para su funcionamiento.

Madero Muñoz pidió no olvidar que alrededor de 4 mil menores con alguna discapacidad son atendidos de manera eficiente en estos espacios, por lo que se estaría dando un duro golpe a este sector.

Gustavo Madero expresó su preocupación por la estrategia de Andrés Manuel López Obrador por volcar su atención a los “ninis”, desatendiendo a los más pequeños,  y citó como ejemplo de ello la iniciativa de Reforma Educativa enviada el 12 de diciembre, que elimina la educación inicial como una obligación del Estado mexicano; ya que, se está desestimando la formación de un ser humano durante su etapa infantil, que es cuando desarrolla gran parte de sus habilidades.

“Es el momento en que el ser humano necesita más apoyo, porque las afectaciones resultan irreparables cuando la persona no recibe los cuidados y atenciones necesarias durante los primeros mil días de su vida, es cuando se hacen todas las conexiones neuronales”, manifestó.

Sobre las Estancias Infantiles agregó que, al eliminar el puente entre Gobierno y sociedad, prescindiendo de las Organizaciones de la Sociedad Civil señalándolas de corruptas, para entregar de manera directa el dinero a las familias, se muestra a plenitud el clientelismo y manejo paternalista por el que apuesta el Gobierno de la República.

“Este sistema clientelar es una involución de décadas a nuestro desarrollo, un país democrático tiene una sociedad civil fuerte y participativa, pero este gobierno la está desdeñando como si fuera dañina”, apuntó el legislador chihuahuense.

La sociedad civil representa el tercer sector de la llamada “triple hélice”, completada por el sector público y el privado; éstos se complementan para fortalecer a las democracias alrededor de todo el mundo, afirmó.

El senador Gustavo Madero cuestionó los resultados del constante señalamiento de Andrés Manuel en contra de la corrupción.

“Habla mucho de combatir la corrupción, pero no veo a ningún corrupto en la cárcel; necesitamos que se investigue si hay desvíos y se castigue a los responsables, pero que no se afecte a madres de familia como a las niñas y niños”, agregó el senador de la República.

Señaló que incluso se está repitiendo la misma dinámica que en los temas del Aeropuerto de Texcoco y el huachicol, en lugar de plantear una solución constructiva se corta de tajo, lo cual simplemente es una manifestación de su inexperiencia.