AMLO: El chico medallas

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez
Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

 

Han terminado los Juegos Panamericanos celebrados en la capital del andino Perú. Como nunca, nuestro país tuvo resultados sorprendentes en la justa deportiva más importante del continente americano.

 

México logró la inusitada cantidad de 136 medallas totales; desglosadas en 37 de oro, 36 de plata y 63 de bronce. Atletismo, boliche, box, canotaje slalom y velocidad, ciclismo de montaña, pista y ruta, clavados, equitación, esgrima, esquí acuático, fisicoculturismo, fútbol, gimnasia artística, de trampolín y rítmica, judo, karate, levantamiento de pesas, lucha grecorromana, natación en sus modalidades distintas, patinaje de velocidad, pelota vasca, pentatlón moderno, raquetbol, remo, softbol, squash, tae kown do, tiro, tiro con arco, triatlón y voleibol de playa fueron las disciplinas que le dieron a alegría a nuestro país.

 

Lo que son las cosas.

 

Apenas el pasado 24 de julio, la mandamás del deporte mexicano, la ex olímpica Ana Guevara, demostró que como vidente, se muere de hambre.

 

La titular de la Conade dio un pronóstico bastante discreto en esa fecha previa al inicio de los Juegos Panamericanos Lima 2019. Según su óptica, nuestros atletas ganarían como mínimo 19 medallas de oro.

 

Es decir, para la ex velocista, la delegación mexicana tendría una actuación peor que de la Toronto 2015, en la que quedó en sexto lugar al ganar 22 medallas de oro; 30 de plata y 45 de bronce para un total de 95.

 

Casi creo, que en la tesitura del pensamiento limitado del prejidente, Guevara cree que todo lo realizado en el sexenio de Enrique Peña Nieto fue nefasto; por ser obra de los conservadores, fifís y corruptos miembros de la mafia del poder.

 

Y pues, Peña Nieto desde su idilio amoroso, seguramente se carcajea del prejidente y la chairiza en pleno, por todas las medallas obtenidas, gracias a las políticas públicas implementadas durante su sexenio, que irónicamente los frutos se dieron ya en los tiempos de la República Chaira.

Así, el pasado 12 de agosto, en su ritual conferencia de prensa mañanera, Ana Guevara aprovechó las cámaras presentes en Palacio Nacional para celebrar la liturgia olímpica y que le cuelga una medalla que simboliza las 136 obtenidas por la delegación mexicana, a la misma que le negaron apoyos previos a la competencia, derivado del austericidio que ha impuesto el prejidente para someter a toda la estructura gubernamental a sus caprichos.

 

Y como si hubiera que agradecerle, anunció una medida que no tendría que ser una dádiva sino una obligación de la República Chaira: invertir más recursos en los atletas ganadores.

 

Pero, todo parece que ese recurso no lo presupuestaron, y sólo sí se vendía la casa del chino Ye Gon, habría recursos para los atletas. López Obrador anunció que todos los atletas comenzarán a recibir sus 240 mil pesos del año, a razón de 20 mil por mes, más 40 mil a quienes ganaron oro, 35 mil a Plata y 25 mil a Bronce. Al programa fueron agregados los entrenadores, con los mismos 20 mil por mes por un año.

 

Para colmo se colgaron los triunfos de los atletas como si fueran propios de la República Chaira.

 

Eso calentó a la raza en todo el país, especialmente a la involucrada en el deporte.

 

Las críticas buscaban ser calladas con los aplausos huecos de la chairiza, que aplauden mucho mejor que las focas de los espectáculos de los parques acuáticos.

 

¿A quién culpar?

 

A la soberbia e ignorancia que ya le imprimen un sello a la República Chaira.

 

Como la soberbia trae borracha y enloquecida a la chairiza, no saben que existe el ciclo olímpico, periodo de cuatro años consecutivos que transcurre entre olimpiada y olimpiada. En el cual, todos los países miembros del Comité Olímpico Internacional participan en eventos llamados del mencionado ciclo, como los Juegos Panamericanos.

 

Entonces, si los juegos olímpicos son el 2020 en Tokio, el ciclo olímpico que arrojará a los próximos olímpicos mexicanos, comenzó al término de la justa realizada en Río de Janeiro en 2016.

 

¿Quién gobernaba en 2016 en México?

 

Le aseguro que no era Andrés Manuel López Obrador.

 

Quizás para no darle crédito a Peña Nieto por el ciclo olímpico, es que la agarró contra Chayo Robles, Emilio Lozoya y hasta el chihuahuense Reyes Baeza Terrazas.

 

Pero, como haya sido, el prejidente se colgó todas las medallas ganadas en los Juegos Panamericanos de Lima y durante un buen rato presumirá ser el chico medallas.

 

ULTIMALETRA

Algo extraño ocurre en la Universidad Autónoma de Chihuahua. No se puede actuar como los autoritarios regímenes, que tanto se critican en la Facultad de Filosofía y Letras, totalmente alejados del humanismo.

luisruben@plandevuelo.mx

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here