Aristóteles: el robot chihuahuense

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Aristóteles es un nombre insertado en la modernidad. Más allá del clásico pensador, hoy se ha convertido en el primer humanoide filósofo fue creado con la idea de conversar y debatir al nivel del pensamiento de un humano.

 

El ingeniero mecánico Marco Barraza construyó el robot en Fab Lab, un laboratorio de creación de prototipos a pequeña escala en Ciudad Juárez, Chihuahua. Una gran noticia para la tecnología chihuahuense, esa que usualmente se desarrolla más allá de nuestras fronteras, porque desgraciadamente, en Chihuahua y en México, la tecnología es un rubro que se ve como accesorio y no como primordial para el progreso del país. 

 

Afortunadamente, hay una generación que está empujando a los políticos a que presten atención a este rubro: innovación a través de la tecnología. 

 

Aristóteles es un conunto de algoritmos de inteligencia artificial con la idea de que intente razonar, escuchar y hablar como un humano, que vea casi como un humano, que vea y reconozca un objeto, reconozca personas y puede interactuar con una persona. Ya además puede hacer casi todos los movimientos de la cintura, caderas, brazos, cabeza y ojos como un humano y lpuede leer 25 mil artículos en día y hacer cerca de entre 300 a 500 mil fichas en un día, está en vías de ser un robot con mucho conocimiento acumulado. 

 

Aristóteles consiste con un aproximado de 500 piezas impresas. Dependiendo de la pieza puede tomar de 24 hasta arriba de 30 horas para imprimir y es el primer robot especializado en filosofía creado en un Fab Lab.

El proyecto Aristóteles ha llevado un proceso de un año y medio, el cual el Ingeniero Barraza espera que dentro de otro año y medio más se pueda seguir perfeccionando al humanoide con inteligencia artificial.

Aristóteles ya hizo un viaje considerable, justo hace una semana. 

Estuvo como invitado de lujo al informe del presidente municipal de Hidalgo del Parral, Alfredo Lozoya, quien anunció, con el humanoide como testigo, de la construcción de un centro especializado en robótica en aquella ciudad, para apostar a la innovación en la educación de los niños de aquella región. 

Además, al igual que a la robot Sofía (la que recibió la ciudadanía saudí hace dos años), Aristóteles recibió la “ciudadanía parralense” en pleno informe de gobierno, al tener como testigos al gobernador Javier Corral y a miles de ciudadanos parralenses. 

No es un hecho cosmético sino una apuesta a una política pública educativa, a la que ya le han apostado organizaciones como Fundación Azteca, cuando estuvo al mando de Esteban Moctezuma. 

 

ULTIMALETRA

Gobernador Javier Corral: la cerrazón y necedad no son vías para gobernar de manera correcta. No cometa los mismos errores que el presidente Andrés Manuel López Obrador

luisruben@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here