Como balde de agua fría por Fabiola Lara García

0
Por Fabiola Lara García
Por Fabiola Lara García

En verdad que entre las plegarias de los diputados y senadores (si, leyó bien, plegarias) para que el periodo ordinario que comienza mañana sea uno tranquilo y los cubetazos tan de moda en todo el globo terráqueo transcurrió la semana. De hecho se comenta que ya alguno de los partidos políticos está por comenzar a recolectar firmas para que la raza apoye una consulta popular para que los cubetazos con agua súper helada sean obligatorios para toda la población.

 

¿Usted ya hizo se unió al famoso #IceBucketChallenge? ¿O es de los que se desanimó cuando vio que ya se había politizado?

 

Vaya moda tan polémica que nos debe poner a reflexionar.

 

La agenda política (al menos en nuestro entorno local, estatal y nacional) ya no lo marcan los líderes de opinión, los gobernantes o, ya de pérdida, las cabezas vivas de la oposición. No. La agenda la marca, precisamente una cubeta de agua con hielos (algunos piensan que le faltó el whisky).

 

A poco a usted, querido lector, lectora, que vive en Santa Rosa, Villa Juárez, Jardindes de Oriente, Chihuahua 2000 y un larguísimo etcétera, ¿le causa mucha gracia que nuestros políticos locales se dediquen a desperdiciar cientos de litros de agua que usted nunca recibe pero bien que le cobran por el servicio de aire y saneamiento?

 

Todo por entrar en la moda popular que se dicta desde Facebook y su creador.

 

Entiendo que es una noble causa y que el cubetazo es para lograr empatía con la enfermedad Lou Gehrig y posteriormente hacer una donación jugosa.  Quizás allá en el primer mundo, no les falta agua. Aquí en Chihuahua el agua sigue faltando y a muchos habitantes de la ciudad capital de nuestro enorme estado, el ver a tantos políticos mojándose sobre el pavimento mientras muchos tantos no tienen agua, pues literalmente nos cayó como cubeta de agua fría.

 

Sólo un caso en la ciudad no desperdició el agua, de ahí en fuera, los demás, por entrar a la moda, dejaron de lado la perspectiva del desperdicio insultante de agua.

 

También cae como balde de agua fría, el ver que como sociedad, no estamos dispuestos a colaborar con nuestros vecinos, parientes, amigos en causas locales de manera voluntaria sino hasta que aparecen perfomances como este.

 

La falta de solidaridad y organización ciudadana para apoyarnos, debe ser el verdadero balde de agua fría que nos ponga a reflexionar a todos.

 

Comentarios: Fabiola@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here