El mundo de los medios de comunicación, dominado por varones

0
Imagen retomada del portal AmecoPress. Archivo AmecoPress, de la publicación de La Cueva
Imagen retomada del portal AmecoPress. Archivo AmecoPress, de la publicación de La Cueva
Imagen retomada del portal AmecoPress. Archivo AmecoPress, de la publicación de La Cueva.

Madrid, España.- En España, de los 221 periódicos que hay, solamente 20 son dirigidos por mujeres y de los 15 más importantes de papel, sólo uno, “La Nueva España” tiene una directora, dijo la decana de la Facultad de Ciencias de la Información, Carmen Pérez de Armiñán.

Durante el encuentro “Periodismo por Mujeres”, organizado por estudiantes de cuarto curso de Periodismo miembros del programa La Cueva de Inforadio, en colaboración con el Instituto de Investigaciones Feministas de la UCM, la asignatura de Género de la Facultad y el colectivo Letras Feministas, Pérez de Armiñán, agregó que eso es así a pesar de que los estudios de comunicación cada vez cuentan con más mujeres matriculadas.

De acuerdo con datos de la decana, hoy en día más del 60 por ciento de la matrícula son mujeres, un crecimiento exponencial desde la primera promoción del año 1971 donde se ubicó en 28 por ciento.

La decana señaló que la tendencia está cambiando y ejemplificó el caso de la composición de la junta directiva de la Asociación de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación (ATIC), ya que de sus siete miembros seis son mujeres “porque son decanas de otras tantas facultades de comunicación en España”.

Para la directora de Diario 16, Cristina Fallarás, “los medios, cuando hablan de las mujeres, hablan de esa pequeña élite que ha mejorado su vida”, porque en realidad con la aparición de la globalización “se da un fenómeno que no había ocurrido jamás, que es que somos un producto industrial, y millones de mujeres son víctimas de la trata”.

En tanto, la directora de La Marea, Magda Bandera, reconoció que en su medio de comunicación las cuatro principales figuras que rodean a la dirección son mujeres, pero eso sólo ha sido posible porque son una cooperativa que pueden hacer lo que quieren y no tienen que depender de grandes capitales externos.

La directora de Público, Ana Pardo de Vera, aseguró que “hay gente que cree que estás ahí por ser mujer, para llamar la atención y ser noticia”. Sin embargo, recordó que ella llegó al cargo por cumplir con una serie de requisitos y por estar ahí en el momento oportuno, “pero lo de ser mujer se dejó al margen”.

A pesar de eso, sí reivindica el serlo y formar parte de ese “11 por ciento de mujeres en los puestos de dirección de los medios de nuestro país”, y asegura que todavía “hay machismo de todo tipo y ser mujer y dirigir un medio es muy complicado, porque los ataques se recrudecen, aunque también es un reto”.

En este mundo donde el poder económico “es masculino y lo controla todo”, el objetivo pasa por romper ese techo de cristal y por estar en los consejos de administración para “ser dueñas de los medios y poder tomar las decisiones reales”.

La directora de la edición española de “El Huffington Post”, Montserrat Domínguez, coincidió en señalar la “endogamia masculina” que existe en esos consejos, aunque consideró que se ha empezado a romper ese techo.

“Es importante que se sepa que hay mujeres al frente de los medios porque necesitamos referentes. Hemos roto un dique, pero eso no significa que hayamos logrado la igualdad”, subrayó Domínguez.

Para ella, los medios digitales rompieron unas barreras aún muy sólidas en los periódicos en papel, y señaló que es más común ver a una mujer al frente de un diario digital. Por ejemplo, en el caso de La Marea, medio que dirige Magda Bandera, los cuatro puestos de mayor responsabilidad son mujeres. O en Público, donde la adjunta a la dirección, Virginia P. Alonso, es también mujer.

“No hay mujeres al frente de los medios porque no hay mujeres al frente del poder”, señaló Ana Pardo de Vera. Para las directoras, la ausencia de mujeres en los puestos directivos de los medios no es más que el reflejo de la sociedad donde el poder económico y político sigue estando profundamente masculinizado. Así lo corroboró la actual directora de la editorial Hotel Papel, Nuria Varela, quien coincidió en que “el poder es masculino”.

Para Varela aún queda mucho por hacer: “Hemos pintado las paredes, pero los cimientos no se han tocado”. Además, según ella el concepto de techo de cristal es un eufemismo: “Es un techo de hormigón”.

Las cuatro directoras de medios coincidieron en que no solo vale con que las mujeres estén al frente de los medios, sino que es vital que los contenidos que se crean tengan perspectiva de género. En este sentido, feminismo y periodismo deben ir de la mano en una apuesta clara por la transversalidad en los contenidos.

Por: la Redacción Cimacnoticias/AmecoPress.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here