El Piojo show por Fabiola Lara García

0

–En Plan de Vuelo->

Por Fabiola Lara García
Por Fabiola Lara García

 

Para Miguel Herrera, el famoso Piojo, el show se terminó.

Muchas opiniones me he encontrado, en el sentido de que la remoción por parte de la mayoría de los dueños de clubes mismos quienes votaron para que fuera cesado, no es mas que una burda cortina de humo para distraer la atención del mexicano de otros temas como la subida del dólar, lo del chapo, las cifras de pobreza nada favorables para el país, etc.

Esos expertos descubridores de estas cortinas de humo, que se creen Cristobal Colón o quizás Sherlock Holmes, quieren ver siempre humo donde ni fuego hay.

No coincido con dichas posturas de los conspiracionistas y se que su intolerancia es gigantesca y me atacarán por estar en contra de sus creencias.

No me cierro a la posibilidad de que el gobierno, de vez en cuando, eche mano de ciertos artilugios para matizar acontecimientos poco benignos. No obstante considero, que según la encuesta que dio a conocer Roy Campos de Consulta Mitofsky, relativa a la afición al fútbol soccer en México; si bien es este deporte el que se lleva el primer lugar en preferencia de los mexicanos frente a otros deportes como el box, básquet, beisbol, entre otros.

El porcentaje que reporta dicha encuestadora es de 64% de los mexicanos que prefieren al deporte de las patadas.

Es un absurdo afirmar que los shows de emociones que Herrera da, dentro y fuera de la cancha son patrocinados o fabricados en el gobierno federal.

 

¡Por favor!

Si, el también famoso, Christian Martinoli coincidió con el entonces entrenador de la selcción nacional de fútbol en el aeropuerto de Filadelfia (dicen los Peje zombies) fue un encuentro auspiciado por el gobierno donde, según sus alucionaciones, recibieron dinero público para hacer este singular show. Además (me gana la risa) y que otra actriz que recibió recompensa fue nada más y nada menos que la hija del Piojo Herrera.

Ahora resulta, según comentarios que inundan las redes sociales, que la herencia genética que Michelle Herrera recibió de su padre, es también, un montaje del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Estas afirmaciones que se repiten mil y un veces en las redes sociales, no son más que un insulto a la inteligencia de todos los mexicanos.

Suponer que, por tales hecho vamos a pasar por alto la situación económica y de seguridad que vive el país, y considerando que al otro 36% de los mexicanos le vale un sorbete el futbol y el temperamento del Piojo Herrera; al otro 64% de los mexicanos, no estimo ni por poco, que sea mermado su buen juicio los acontecimientos futbolísticos.

Los Peje Zombies creen que la inmensa mayoría de los mexicanos somos tan fáciles de idiotizar por un balón en juego.

Desdeñan tanto a la televisión pero son el partido político que más spots ha utilizado en el 2015, ¿contradictorio, no?

Miguel Herrera cometió dos errores: Salía de Filadelfia como un campeón. Haya sido como haya sido, venía de triunfar. Si hubiera tenido la cabeza fría, si alguien le hubiera mostrado que su casa (Televisa) había arrasado en ratings en la final de la Copa de Oro a la TV Azteca de Christian Martinoli; quizás se hubiera contenido y su reacción habría sido más inteligente, especialmente con esos números en la mano. Con ello, hubiera arrasado a Luis García y Christian Martinoli.

Según IBOPE, durante la final de la Copa de Oro, estos fueron los números:

De los televisores encendidos en México a la hora del juego, 31.5% lo seguían por Televisa; 20.7% por Azteca.

 

En números absolutos, 4 millones 324 mil mexicanos vieron el encuentro contra Jamaica por Televisa; 2 millones 864 mil por Azteca.

 

Pero la ganó la calentura de hacer un Piojo show más y perdió todo lo que llevaba ganado y Martinoli, quien venía derrotado por los ratings, se volvió el héroe del momento.

Así fue el último episodio del Piojo show. Fin.

 

¿Comentarios? Escríbame a: fabiola@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here