.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

 

 

Ya no entiendo para quien trabaja La Olmos. Si, la Stefany, de esos seres que no dan los olmos y que ni pidiéndolos florecen en tan famoso árbol. Esta señora, La Olmos, parece trabajar para el Gobierno del Estado de Chihuahua porque su nombramiento así lo indica pero, su comporamiento dice lo contrario: parece que cobra también como funcionaria pública de la famosa Fiscalía Especializada para Atención de Delitos Electorales, pues en once meses desde la llegada del nuevo amanecer, ha pasado el 90% de su tiempo dando información a nombre de dicha fiscalía, por lo que desde el Congreso del Estado, se deberá solicitar una investigación a nivel federal para ver si La Olmos no incurre en un delito por cobrar doble sueldo.

 

Casualmente, esta señora que funge como Secretaria de la Función Pública Estatal, se hace de la vista gorda en los casos denunciados de corrupción en el sector salud, donde está comprobado por voces internas de la secretaría de salud estatal, de la corrupción en asignación de millonarios contratos a los amigos del gobernador Corral, a los compadres del General Ávila y al consuegro del exgobernador Francisco Barrio Terrazas, panista también.

 

No. La señora Olmos sólo vive para calumniar y declarar información falsa de su segundo patrón, la FEPADE.

 

La Olmos parece que cobra otros sueldos en el poder judicial: se cree juez y ya hasta dictó sentencia. Pero además, cobra otro sueldo en la Fiscalía General del Estado, allá con el señor Peniche, puesto que también se autodeclaró ministerio público que ya investigó y declaró culpables.

 

La Olmos estaría cobrando cuatro sueldos por ser una secertaria multifuncional entre dos poderes y niveles de gobierno.

 

Pero, en tiempos donde para nuestro sistema jurídico la presunción de inocencia es la principal premisa, para La Olmos, el odio, el rencor, la revancha son el motor que la mueve y de un plumazo mandó a la fregada la presunción de inocencia. Así, La Olmos, en su faceta de empleada de la FEPADE, ha destruido la imagen pública de Karina Velázquez Ramírez, sólo por instrucciones superiores y por el compadrazgo del gobernador con el ineficiente titular de la FEPADE (y patrón de La Olmos) Santiago Nieto.

 

Y no crea sólo en mi opinión personal. Hace unas horas la Cámara de Diputados regresó a la FEPADE la solicitud de desafuero que hicieron de Karina Velázquez, la FEPADE y Corral por estar mal hecha y además llena de tachones, borrones y hasta de corrector.

 

¡Vaya calidad de abogados los que tiene el nuevo amanecer!

 

Aquí queda claro que para Corral, La Olmos y Nieto, los mueve un compadrazgo, el sentimiento de venganza; el odio y especialmente sus deseos de presentarle algo a la sociedad, puesto que no hay obras, ni logros de gobierno. Sólo hambre de vengaza y obsesión con Duarte.

 

Gracias al amasiato Corral-FEPADE, esta úlitma ha hecho el rídiculo como nunca antes, sacrificando la credibilidad de la institución.

 

ULTIMALETRA

Con profundo pesar me uno al luto que embarga a la familia Ortuño Aguilar por la muerte de la tía Anita, así como del buen amigo Óscar Villa. Descansen en paz.

luisruben@plandevuelo.mx