El teatro de López Obrador Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

 

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez
Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

 

Si alguien es conocido por sus mentiras es Andrés Manuel López Obrador. Siempre busca ser el centro de atención declarando las más absurdas ideas, calumnias, mentiras y conspiraciones. Sólo le falta recibir el mensaje de un pajarito.

 

Vivimos en un país políticamente bizarro. Mientras odiamos con todo nuestro nacionalismo a un retrógrada como Donald Trump, por su discurso lleno de odio, división y racismo, le aplaudimos a un clon del mismo Trump aquí en México, como lo es Andrés Manuel López Obrador.

 

Tanto Trump ccomo AMLO son buenos para llamar la atención, sin importar si son verdades o mentiras. Creo que el tabasqueño es el asesor número uno contratado por Trump para su campaña y creo que ahora la declaración del empresarrio del peluquín sobre un fraude electoral orquestado en su contra, prueba que es plausible que el Peje esté detrás de la campaña de Trump.

 

Andrés Manuel López Obrador estuvo en días pasados en Chihuahua capital y continuó con su gira por diversos municipios deel estado, para montar un teatro más, a los que nos tiene acostumbrados pero, al parecer nadie lo quiere ver.

 

Lo políticamente correcto hoy en día para encajar en la gran masa es ser políticamente incorrecto: estar en contra de todo y a favor de nada. Y AMLO es el principal promotor del desorden, el odio y la división, igual que Trump.

 

El teatro montado por AMLO en la pasada campaña electoral, donde se renovó la gubernatura, fue producto de un pacto con quien ganó la elección del 5 de junio.

 

En las primeras semanas del “nuevo amanecer” se han destrozado varias promesas de campaña, mismas que fueron multi publicitadas en varios spots de la campaña: La educación gratuita para todos y la desaparición de las foto multas.

 

¿A quién le conviene que se destrozen cada una de las promesas hechas por el ganador de la contienda?

 

Los panistas no alcanzan a asimilar que hay un plan maestro (a todas luces evidente) de debilitarlo de cara al 2018. Sino entonces, ¿para qué entregarle el manejo de la política social a uno de los alfiles de López Obrador?

 

Los panistas ni una expresión pública de rechazo han hecho. Toda la política social del “nuevo amanecer” está en manos del fundador del Movimiento de Regeneración Nacional en Chihuahua y en sus planes (consensados con su jefe) no está el que esa política social beneficie al Partido Acción Nacional.

 

El primer paso es debilitar al PAN con alguien leal a la causa del “nuevo amanecer”, en este caso, el recién estrenado presidente estatal del PAN, el otrora famoso pirómano político de los tiempos de Reyes Baeza como gobernador.

 

Nadie mejor que él para comenzar a debilitar a los alcaldes y diputados panistas que son considerados desleales con el nuevo régimen. Ahí están los casos de Chihuahua y Delicias como ejemplos inmediatos. El debilitamiento comenzará desde la dirigencia estatal que será el brazo armado que busque persuadir con toda la fuerza oficial para que los desleales no busquen la reelección.

 

El siguiente paso es, empoderar a los aliados “ciudadanos” del nuevo gobierno pero muy relacionados con MORENA. En el caso de la secretaría de educación estatal ya tenemos los primeros casos: empoderan a las cabezas de la CNTE a nivel local, quienes además son militantes de MORENA: primero los empodera en la política social y luego en la educativa, ¡el sueño añorado de AMLO!

 

Y en caso de que los desleales hagan gestiones exitosas como alcaldes y diputados, pues una vez que desde la secretaría de desarrollo social se fortalecerá la estructura social de MORENA para poder postular a priistas resentidos para intentar desaparecer del 2018 al partido color bandera o, en su caso, a personajes leales al “nuevo amanecer” identificados con el PAN o con la izquierda. Aquí el chiste es que sean leales al nuevo tlatoani y MORENA es la opción idónea para lograr posicionar a sus alfiles.

 

Así que, mientras el Peje viene y grita que va a desenmascarar al ganador de la contienda del pasado 5 de junio, no es más que un teatro (muy al estilo priísta de antaño) para generar la percepción de que están peleados y que jugarán por bandos distintos en el 2018.

 

Pero los hechos y nombramientos en el gabinete, en el CDE panista y en los asesores honorarios, dicen lo contrario. Por eso yo no me creo el teatro de López Obrador.

 

 

ULTIMALETRA

¡La cordura ha triunfado! Tras años de peleas legales, los tribunales españoles le han dado revés a la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. ¡Olé! #SiALosToros

luisruben@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here