.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Los tiempos actuales son tiempos del huachicol. Esa palabra que hace referencia al combustible robado de los ductos por donde circula hasta llegar al usuario final. 

 

En los tiempos del huachicol, las redes sociales no se quedan atrás y por generación espontánea, surgieron millones de expertos en huachicol. Unos tanos presumen hasta tener el grado de “huachicólogos” y dicen poseer, no sólo el remedio sino la verdad absoluta. 

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador tenía mucha prisa por ejercer el poder desde que ganó la elección. Una vez que tuvo puesta la banda presidencial, tuvo más prisa por demostrar que sí cumple lo que promete. Y tiene prisa, también, por abrir un frente de guerra para validar su discurso de campaña y que mejor que el combate al robo de combustible, que ha sido una nota recurrente de algunos años para acá, especialmente en las regiones del Bajío, Puebla o Veracruz. 

 

Yo no estudié huachicología, pero si tengo amigos expertos en algunos temas y recurrí al experto en comunicación política, Rafael Vargas Pasaye, para analizar la comunicación del nuevo gobierno de México. Lo hicimos en mi programa de radio “Plan de Vuelo” que se transmite lunes y miércoles  a las 9 de la noche por Antena 102.5 FM de la ciudad de Chihuahua. 

 

Para Rafa, la prisa que trae el presidente hace que su equipo de comunicación quede rebasado, al no poder seguirle el paso. “Cuando comenzaba esta crisis de desabasto de combustible, la prioridad  en la estrategia de comunicación del gobierno federal era el tema de la guardia nacional”, señaló. 

 

Dejó en claro, además de la importancia del lenguaje para comunicar claramente y no con términos que puedan resultar confusos y hacer sentir a la gente engañada, “el gobierno federal comete el mismo error que Marcelo Ebrard cuando las inundaciones en su gobierno en la Ciudad de México; en vez de llamar las cosas por su nombre, a las inundaciones las refería como ‘encharamientos’, el gobierno federal no dice desabasto pero utiliza el término ‘no abasto’ y negar la obvio genera más problema”. 

 

Y agrega contundente: “la cuarta transformación trae nuevo vocabulario que quizás debemos aprender para comunicarnos mejor entre todos”. 

Durante los primeros días de esta crisis por el desabasto de combustible en algunas entidades del país, brilló por su ausencia el director Petróleos Mexicanos y también la Secretaría de Energía del gobierno de AMLO. 

 

“La comunicación de este gobierno en esta crisis nos ha dejado, hasta ahorita, que ha sido reactiva, a las carreras y poco efectiva. Además, por hacer todo a las carreras cometieron un delito al poner (algunas secretarías) el nombre del presidente en algunas piezas para redes sociales lo cual es violatorio del artículo 134 constitucional. No sé sí se esto ocurrió por desconocimiento de la ley o por hacer todo a las carreras”, añadió Vargas Pasaye. 

 

Ante el evidente vacío de los funcionarios federales del ramo, apunté que el único personaje que llenaba ese vacío, era el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez. Lo cual resaltó al señalar que el vacío del gobierno federal se convirtió en una oportunidad para el mandatario panista. 

 

Según diversas encuestas realizadas en estos días de crisis por el desabasto de gasolina, una gran mayoría de los mexicanos apoya esta lucha que ha emprendido el presidente, “todos estamos de acuerdo con el presidente en el combate al robo de combustible, en lo que no estamos de acuerdo es que nos mientan o nos transmitan información incompleta: dicen que sí hay gasolina pero en las estaciones no se ve ni una gota”. 

 

Lo que pudiera ser una gran oportunidad para el gobierno de AMLO, simplemente les ha quedado grande.

 

Es una lucha discurso contra realidaddonde esta última se acaba por imponer. 

 

Así son los tiempos del huachicol.

 

 

 

ULTIMALETRA 

¿Se ha preguntado a quien beneficia la polarización social? Ante un presidente que con su lenguaje y largas letanías mañaneras marca la agenda, en la cual parece, que el único objetivo claro de su naciente gobierno, es dividir al pueblo sabio. Sólo un pueblo dividido puede ser sometido. 

luisruben@plandevuelo.mx