Enedina y Ana Rosa: embajadoras de la cocina rarámuri

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

 

Todo comenzó con el maíz. Somos un pueblo de maíz. Chihuahua sabe a maíz, como todo México. La diversidad de cada grano de maíz ha formado a México, los sabores del maíz han cocinado la identidad del estado más grande del país. 

 

La tradición oral tarahumara comparte el siguiente cuento: “El sol creó la humanidad a partir del maíz. Formó la figura de un hombre y le sopló tres veces para darle vida. Más tarde, moldeó a la mujer a quien le dio cuatro soplidos pues necesitaría más fuerza para parir a sus hijos.”

 

El pasado miércoles tuve la oportunidad de entrevistar en mi programa nocturno de radio Plan de Vuelo a dos mujeres que luchan por mantener viva la tradición de la “milpa rarámuri”: Enedina Rivas quien es cocinera tradicional de la Sierra Tarahumara y Ana Rosa Beltrán Del Río famosa chef chihuahuense. 

 

Ana Rosa es investigadora y tiene varias décadas documentando la diversidad de los ingredientes de la gastronomía rarármuri. Desde hace unos años, ha hecho equipo con Enedina para socializar los ingredientes y la comida de todos los rincones de la Sierra Tarahumara. 

 

 

“Hay que abrirle las puertas de nuestras casas y restaurantes a lo nuestro, a la cocina tradicional. En la sierra no vemos platillos locales en hoteles, invito a la gente a que los pida.  Tenemos trabajado algunos años en crear cultura entre los chihuahuenses consumir local; con los ingredientes que tenemos en el estado podemos crear diversidad de platillos. Nunca debemos olvidar que el maíz es la base alimentaria de chihuahua, así como el chile, frijol y la carne”, destaca Ana Rosa Beltrán Del Río. 

 

Pugna con gran ahínco a las familias chihuahuenses a no echar al cajón del olvido las tradiciones gastronómicas chihuahuenses, presentes en cada casa: las rajas de chile con queso, el chile pasado, el asado de puerco y las tortillas de harina.

 

Este talentoso dúo unió fuerzas en la invitación que una famosa cadena de restaurantes mexicanos que organiza anualmente su Festival Gourmet con platillos de varias entidades. Enedina y Ana Rosa participan en representación de Chihuahua con dos platillos: los huevos montados mestizos en salsa colorín, con nopal asado y chicharrón en salsa verde, así como el caldillo norteño con infladitas de chorizo y machaca.

 

 

Por esa razón estuvieron en la Ciudad de México, para estar en la presentación de este festival, experiencia que para Enedina Rivas fue muy buena. “Me sentí muy bien, muy contenta. Ya estando allá les platiqué de todo lo que comemos, de cómo hacemos el tesgüino y de todos los ingredientes que tenemos, muchos de ellos no nos cuestan porque vamos a buscarlos al barranco, otros hay que sembrarlos, pero mucha gente no los conoce en nuestro estado y eso es parte de lo que estamos haciendo, dando a conocer que es una comida muy sana”.

 

 

En Chihuahua vivimos en una zona de confort gastronómica. La oferta de restaurantes nos lo indica: no salimos de los tacos, burritos, montados, hamburguesas, hot dogs, aguachiles y pizza. Han intentado permear al mercado ofertas de comida de otro corte (como la griega o la turca) y truenan. El chihuahuense es conservador y no le gusta aventurarse ni con lo que es endémico. 

 

 

Por ello, la importancia de la lucha que han emprendido Ana Rosa y Enedina al crear recetas e impartir talleres para impulsar la gastronomía de la sierra y otras regiones del estado.  “La comida es para disfrutar, para recordar los sabores de tu hogar, de tu infancia. El país va en el repunte por su agricultura, gracias a la cocina tradicional. Pero impulsar más la agricultura y la economía, es necesario cuidar la milpa rarámuri que la componen el maíz, quelite, calabaza y frijol. Invito a los restauranteros a incorporarla en sus platillos; al incorporar el producto local creamos cultura y fomentamos la economía de todo el estado. Con dos o tres platillos de nuestra cocina tradicional en cada restaurante tendríamos una gran economía”, detalló. 

 

Destacó la compatibilidad de la cocina chihuahuense con la cerveza y los vinos, dado que es son dos actividades productivas que están teniendo mucho éxito en el estado. 

 

“Invito a todos a incorporar el maíz azul a la cocina, ya sea en casa o en restaurantes. Chihuahua es el cuatro centro de diversificación del maíz en el país y tenemos al maíz azul cristalino, que es originario de la sierra y es uno de los mejores a nivel mundial. Por eso insisto en el apoyo a la gastronomía rarámuri. Chihuahua tiene 160 variedades de quelites, 390 de hongos de las cuales sólo 50 son comestibles, 26 variedades de frijol, la papa y la calabaza. Somos muy afortunados”, recalcó.

 

Tanto Enedina como Ana Rosa son empresarias que pertenecen a la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias Capítulo Chihuahua y con cada palabra, con cada gesto nos invitan a sumarnos a la gastronomía rarámuri, que es base y origen de la cocina chihuahuense. 

 

 

 

 

ULTIMALETRA

Mi buen amigo Jorge René Esparza Valdivia me envió un mensaje durante la entrevista con las talentosas Enedina y Ana Rosa para recordarme que Jesús Vargas publicó un recetario de las comidas de Chihuahua, el cual, según comentó se encuentra agotado. Necesitamos rescatar ese tipo de publicaciones y fomentar nuevas.    

luisruben@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here