La red de redes, que se comparta a menudo como un potro desbocado en lo referente a las opiniones (a veces tremendamente polarizadas) que allí se vierten, se rige, sin embargo, por una serie de normas que la hacen más o menos predecible.

Si hacemos caso de esta infografía de IAmPuzzlr.DeviantArt.com, internet y todo lo que allí ocurre está sujeto a las siguientes leyes no escritas pero universales:

1. El efecto Streisand

Cualquier intento de censurar una información en la red se traducirá en la difusión de tal información a lo largo y ancho de internet (pese a las trabas iniciales).

2. La ley de Murphy

Si un internauta tiene la ocurrencia de dejar un comentario corrigiendo a otro usuario, incurrirá casi con toda seguridad en un error (que los demás no dudarán en afearle).

3. La ley de Cunningham

En internet la mejor forma de obtener una respuesta a una pregunta es tomarnos la molestia de responderla de manera errónea nosotros mismos y esperar a que alguien nos corrija.

4. La ley de “Go FAQ Yourself”

Es inevitable. Cualquier respuesta recogida en una página FAQ se repetirá inevitablemente al menos una vez a la semana.

5. La ley de Poe

En la red de redes llega siempre un punto en que resulta complicado distinguir el extremismo de la sátira del extremismo.

6. La ley de Armstrong

Cuanto más se dilata una conversación en internet sin hacer mención a Estados Unidos, más probabilidades hay de que un americano salga a la palestra para sacar arbitrariamente el tema de la conquista de la Luna.

7. El teorema del cierre de un tema

Una post inteligente presenta menos probabilidades de recibir respuestas que uno de carácter estúpido porque, pertrechado de inteligencia, deja poco margen a los comentarios (tontos). Y un post 100% inteligente (exhaustivo) se traduce en el cierre de la conversación.

9. La constante de Wadsworth

El primer 30% de cualquier vídeo contiene información absolutamente superflua.