En Plan de Vuelo

Por Fabiola Lara García

 

Zygmunt Bauman sociólogo y filósofo polaco de origen judío, recibió en el año de 2010 el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades Estudioso de temas como el holocausto, la postmodernidad y sus integrantes, el consumismo desmedido, el internet y sus efectos, el desproporcionado crecimiento de la riqueza en escasas manos, entre otros.

Gestor del término “modernidad liquída” profundizando estudios del hombre postmoderno carente de valores y compromisos sólidos.

En una entrevista que se le realiza por el periódico español El País en torno a las redes sociales  tildó al comportamiento combativo que bastantes usuarios de redes sociales muestran como “activismo de sofá”  ya que internet adormece con entretenimiento barato.

Así como también externó que: “…la diferencia entre la comunidad y la red es que tú perteneces a la comunidad pero la red te pertenece a ti. Puedes añadir amigos y puedes borrarlos, controlas a la gente con la que te relacionas. La gente se siente un poco mejor porque la soledad es la gran amenaza en estos tiempos de individualización.

Pero en las redes es tan fácil añadir amigos o borrarlos que no necesitas habilidades sociales. Estas las desarrollas cuando estás en la calle, o vas a tu centro de trabajo, y te encuentras con gente con la que tienes que tener una interacción razonable. Ahí tienes que enfrentarte a las dificultades, involucrarte en un diálogo.

Las redes sociales no enseñan a dialogar porque es tan fácil evitar la conversación. Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa…”

En México existen 70 millones de usuarios de internet,  según el décimo tercero estudio sobre Hábitos de los Internautas en el país, efectuado por la Asociación Mexicana de Internet, representando el principal objetivo en el uso del internet, el tener acceso a redes sociales con el 83 % se coloca Facebook como la red social favorita de los mexicanos, seguida por WhatsApp, posteriormente se encuentra YouTube y Twitter.

También el referido estudio arrojó que los usuarios pasan el 38% de su preciado tiempo conectados a internet en alguna red social.

El internet en México ha producido, para bien o para mal, un cambio en los hábitos de la vida de los internautas, en este sentido, siete de cada diez usuarios manifestó que el uso o disfrute de internet le ha modificado su estilo de vida, desde la forma en la que adquieren bienes o servicios (el 50% de los navegantes de internet realizaron alguna compra en línea y un tercio de ellos interactúan con la publicidad que se les presenta en su experiencia en internet), hasta preferir zambullirse en las redes sociales, a ver el televisor cuando es la hora de la comida o cena.

A un año del fallecimiento de este brillante sociólogo, nos encontramos con que el 15% de los usuarios activos de la red denominada twitter, son cuentas automatizadas diseñadas para simular ser personas reales y Facebook no se queda atrás en la presencia de los denominados “ bots”. Inclusive le lleva la delantera al twitter, ya que al ser el “face” la red predilecta, también se vuelve más atractiva para la circulación de “bots” o bien, usuarios que no existen y son generados para diversos fines como:  investigaciones de mercado, envío de publicidad, extracción de nuestra información para perpetrar ilícitos, para sacar el “Che Guevara” que algunos llevan dentro y proferir vituperios en contra de todo el mundo, entre otros.

Sea mediante los aludidos “bots” o directamente desde cuentas de usuarios reales, pero las redes sociales se han convertido en potentes armas para denostar o calumniar a otras personas, y desafortunado resulta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación al estudiar las Acciones de Inconstitucionalidad que se han promovido en torno al Derecho de Réplica.

Nuestro máximo tribunal ha considerado que el derecho de réplica incluye toda la información difundida a través de internet que sea falsa o inexacta, pero se indicó que lo anterior no incluye la información difundida en redes sociales por particulares, esto se traduce en cancha abierta y libre para los escarnios y la diatriba por medio de las redes sociales.

Desafortunado es pues este criterio de la corte, considerando que la predilección de más del 80% de los usuarios de internet son precisamente, las redes sociales y que son precisamente a ellas a las que se les dedica buena parte de nuestro tiempo, en tratándose de redes sociales, la libertad de expresión no tendrá pues ninguna restricción o acotación.

Funesto que se opte por destinar abundante parte de nuestro invaluable tiempo a navegar en las aguas de las embelecadoras redes sociales, que en muchos casos interactuamos con personas que ni existen y lo peor de todo creemos a pie juntillas las barrabasadas que publican y todavía, lo compartimos sin un ápice de duda, será que resulta más sencillo compartir que verificar las fuentes y si esto fuera poco, no opera el derecho de réplica para las sandeces que se emitan en redes sociales.

 

ESCALAS

  1. ¿Comentarios, dudas u opiniones? Puede escribirme a: fabiola@plandevuelo.mx
  2. Lo invito a escucharme en Plan de Vuelo radio. Todos los lunes y miércoles a las 9PM por Antena 102.5 FM.