Las utopías siempre son peligrosas

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Me sorprendió que la cadena Cinépolis nos regalara una sorpresa en su cartelera chihuahuense: un documental cuya trama gira alrededor de la tauromaquia y la filosofía desde el punto de vista del académico francés Francis Wolff. 

 

¿Cómo era posible que Cinépolis exhibiera una cinta de contenido más allá de violencia y chistes malos? 

 

Pues la razón viene en los créditos del documental “Un filósofo en la arena”: uno de los artífices del mismo es oriundo de Ciudad Juárez, ciudad que, por cierto, tiene mucha más actividad taurina que la capital del estado, que deja morir su afición y la única plaza de toros que le queda. 

 

La tauromaquia es un tema polémico entre la última generación de millennials. Si, esos que se creen merecedores de todo y herederos de la verdad divina y absoluta. Lo que a su vez contradice su espíritu de libertad, democracia y supuesta tolerancia. 

 

Guiados por la ignorancia del “lo leí en facebook”, la mayoría denostan la fiesta brava sin conocerla de fondo y sin haber pisado una plaza de toros siquiera. Así están muchos militantes del Partido Verde en el país, que se han enredado desde hace años en combatir a la tauromaquia sólo por ganar los votos de los sobrevalorados millennials. 

 

Me ha tocado ser testigo de protestas antitaurinas en las afueras de la Monumental Plaza de Toros México, en Torreón, Ciudad Juárez y en las afueras de la casi abandonada “La Esperanza”. Y he sido agredido por supuestas defensoras de los animales que con violencia han agredido, incluso a adultos mayores, en pos de defender su “causa”.

 

El debate sobre la tauromaquia es uno de los más intensos de nuestra realidad. 

 

Por eso, este documental producido y dirigido por Aarón Fernández y el juarense Jesús Muñoz, cae como un respiro en este mar de insultos, agresiones e intolerancia que son sellos de la modernidad digitalizada en que vivimos. 

 

Deben de verlo todos. Primero, porque sus directores no son taurinos. Es decir, no son antitaurinos ni aficionados a la fiesta, son dos chicos curiosos que se deslumbraron por el libro del ex catedrático de La Sorbona Francis Wolff titulado “Filosofía de las Corridas de Toros” y de ahí surgió la idea de hacer algo masivo, visual que explorara este complejo mundo taurino, no para hacer propaganda sino para comprender la complejidad de la cultura taurina que amamos muchos y desprecian otros. 

 

¿La tauromaquia es cultura?, ¿por qué en pleno siglo XXI se niega a morir? ¿por qué tiene tantos aficionados? ¿tiene historia?, ¿es considerado un deporte o un espectáculo? 

 

Estos son algunos argumentos que los antitaurinos han hecho populares y que son abordados por Wolff en este viaje por el mundo taurino y que lleva al espectador a recorrer una Francia profundamente taurina que muchos desconocen, una España dividida por los amantes de la fiesta brava y sus detractores y por ese México bravo que cría toros de lidia y los cientos de pueblos que celebran con devoción las corridas de toros. 

 

Una premisa de este documental es que no tiene la intención de convencer a nadie de volverse aficionado a los toros. Se trata de una gran reflexión de un gran apasionado de la fiesta y además, estudioso y conocedor de la misma. 

 

Wolff habla en la cinta, de lo que él clasifica como “las nuevas utopías” refiriéndose a tendencia creciente de activistas que defienden a los animales. No los juzga, pero reflexiona sobre la humanización del animal como una especie de nuevo culto y de cómo animalizamos a los seres humanos al punto del desprecio. Nuestra sociedad actual les niega a los animales su verdadera naturaleza, argumenta Wolff: le atrubuímos cualidades humanas a las mascotas, como al perro, el cual creemos se ríe con nosotros y que hasta nos cuida. 

 

La sociedad actual, humanizadora de los animales, pretende la negación permanente de la lucha permanente de los animales salvajes: donde la vida, para persistir en el planeta, tiene forzosamente que alimentarse de vida. Este argumento de Wolff, causará conflicto en muchos animalistas, pues es un choque brutal con la realidad de que los animales no son nuestros amigos sino animales. Esta generación de millennials piensa que el futuro es un empezar de nuevo. Que el futuro es una hoja en blanco en un cuaderno nuevo. Como si el futuro fuera generado por la espontaneidad y no resultado de acciones y hechos pasados. 

 

Para nuestra sociedad actual, el futuro no debe tener pasado. Por eso lucha contra la muerte, como si de una enfermedad se tratara, puesto que busca erradicarla. La vejez como la más terrible epidemia que debe ser frenada. La enfermedad como una maldición y como el castigo más terrible, el tiempo, al que lucha por detener. 

 

Wolff así va revelando sus argumentos sobre la vida, las plazas, los toros. Entrevista a ganaderos, periodistas, filósofos, académicos, escritores como Vargas Llosa y aficionados de prosapia como el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente, sin olvidar a los protagonistas del ruedo: los toreros. A cuadro vemos desplantes de arte de los franceses Castella y Lea Vicens, del español Enrique Ponce y el mexicano Joselito Adame, quien además es entrevistado. Vemos escenas, sorpresivas para muchos, del toro en el campo bravo mexicano y revelaciones insólitas sobre los retos de la crianza de un animal salvaje como el toro de lidia. 

 

El documental es una lucha a cuadro entre la variedad de argumentos que brindan los involucrados directos en la gran economía que genera la tauromaquia y desde el punto de vista de aficionados como el pintor español Miquel Barceló. 

 

De los aficionados a la fiesta, Wolff dice que “somos la resistencia de una sociedad uniformadora; de una sociedad que reniega de su pasado”. Y de las “nuevas utopías” es contundente al decir que “las utopías siempre son peligrosas, ya vimos lo peligrosas que fueron en el siglo XX”. 

 

Es un gran trabajo de investigación que se disfruta, hace reflexionar y polemiza nunca con el afán de persuadir sino tratar de comprender a quienes nos fascina la fiesta brava y a los involucrados directos en esta cultura, además de una gran crítica social. 

 

En verdad, no deje de verlo en el cine. 

 

 

 

ULTIMALETRA 

El equipo de la Junta Central de Agua y Saneamiento presentó el informe “Logros y Avances 2018” en el teatro de cámara Fernando Saavedra el pasado jueves, en el cual se destacan grandes ahorros transformados en proyectos como las cosechas de agua. Pero especialmente, casi 800 millones destinados a infraestructura de la materia y la inversión de casi 50 millones de pesos en desarrollo de proyectos ejecutivos para concretar obras de gran impacto social como drenaje pluvial en Juárez. 

luisruben@plandevuelo.mx

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here