Los quince de Rubí: la fascinación mexicana por el ridículo por Fabiola Lara García

0

EN PLAN DE VUELO

Por Fabiola Lara García
Por Fabiola Lara García

 

Que prestos estuvimos para emitir diversos memes y chistes en relación al mas reciente resbalón del Secretario de Educación por no pronunciar de forma correcta una palabra, y que decir de los vituperios y mofas que se llevó Peña Nieto por no enumerar tres libros en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara hace unos años.

 

Empero, le hemos dado vuelo más de una semana, inclusive en medios nacionales, a unos quince años de una tal Rubí, demostrando nuestra pobreza de cultura y de contenido, que tales  bobadas nos den pie para durar hablando de ello días e inclusive semanas, tal pareciera que hacer el ridículo es la moda y es lo que vende e interesa

 

Entonces, ¿por qué fustigamos a los políticos por sus fallos en pronunciación, en comentarios o en acciones?

 

¿Qué más da si Peña lee más de un libro o una cuartilla al día, si al pueblo que gobierna le es  más que suficiente con una nimiedad, con una bufonada como la de Rubí, con una mamarrachada como la Lady 100 pesos?

 

Creo a la primera ya le ofrecieron chamba dado que, gracias a los días de fama que el pueblo mexicano le ha otorgado, la quinceañera ha manifestado que le gustaría cantar. Por su parte tiene algunos ofrecimientos de televisoras y a la Lady 100 pesos no le fue del todo mal, ya que también hubo ofrecimientos de trabajo, por igual pasó con la Polisex, y así podría acabarme las páginas de este periódico enumerando las bobadas que a los mexicanos nos encantan, pero tanto censuramos de los políticos.

 

Reprocho enérgicamente estos pusilánimes actos que lo único que denotan son las indignantes aspiraciones, la carencia de mentalidad superación y abundante conformismo, ahora resulta que los que hacen el ridículo, los que se emborrachan, las que se encueran, son héroes, son la onda, están de moda y hasta chamba, carro y viaje se les ofrece.

 

¿Cómo no celebramos y vanagloriamos de la misma manera y con la misma intensidad a quienes hacen algo productivo por la sociedad?

 

¿Por qué no ponemos de moda ser estudiosos, aplicados, responsables?

 

Todo México sabe quién es Rubí, y cómo no saberlo, si la nota le ha dado vuelo hasta medios nacionales y no sólo una nota, varias respecto a la misma vacilada.

 

¿Acaso conocemos quiénes fueron las cuatro estudiantes mexicanas que participaron en la última edición de la Olimpiada Europea de Matemáticas para Niñas?

 

Por supuesto que no. Eso es aburrido. No genera memes. Da orgullo, no el ridículo que tanto nos gusta aplaudir.

 

Para su conocimiento, las participantes fueron: Olga Medrano, Martín del Campo (ambos de Jalisco),  Alka Xavier Earathu y Jacqueline Lira Chávez (de Morelos) y Marcela Cruz Larios, de Campeche, resultando la joven jalisciense Medrano Martín del Campo  ganadora de la medalla de oro, la primera presea dorada desde que México participa en dicho concurso.

 

¿Alguien que me pueda decir quiénes fueron  los jóvenes mexicanos que lograron el primer lugar del medallero en el concurso de robótica más importante de Europa, conocido como Robot Challenge 2015 que se llevó a cabo en Viena, Austria?

 

¿O bien los nombres de los pequeños originarios de Puebla  quienes a su corta edad  (7 y 9 años)  se coronaron como campeones en la competencia de cálculo mental matemático realizado en Manila, Filipinas?

 

Pero, ¿qué tal abundan las notas de la vida de Rubí, los padres de Rubí, el municipio donde habita Rubí, no hablar de losmemes y demás publicidad que le han hecho a una adolescente que suplico encarecidamente que alguien me diga qué mérito tiene esa niña como para tener tanta fama?

 

¿Que no valdría mas la fama, la admiración, las palmas a Gerardo Temoltzin Muñoz, de 7 años de edad, quien obtuvo el primer lugar mundial en la categoría Champion Tiny 3; o bien, Christa Calva Alatorre, de 9 años de edad, segundo lugar en  el concurso matemático antes señalado?

 

Señores, bien dicen al pueblo pan y circo. Pero como nos encanta el circo verdad, y cada pueblo tiene el gobierno que se merece, sigamos aplaudiendo y festejando esas sandeces y trasmitiéndole a nuestros hijos que haciendo el ridículo se obtiene el éxito.

 

Después no nos quejemos.

 

ESCALAS

  1. De cara al 2018, el INE sigue en el centro de la polémica… ¿Organiza elecciones o mejor se erige como el gran censor?

 

¿Comentarios? Escríbame a: Fabiola@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here