Ser mujer en campaña, ¿súper poder? Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez
Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Hace unos días se conmemoró un aniversario más del sufragio femenino en México, ya en pleno proceso electoral federal 2014-2015. Las mexicanas pueden, desde el 17 de octubre de 1953 no sólo votar, también ser votadas.

 

Es decir, nació, en aquel entonces, la posibilidad de tener candidatas en las boletas electorales del país, sin embargo historia le ha dado más importancia al hecho de votar que al mismo de poder ser candidatas y ganar elecciones.

 

Hoy en día tenemos marcos jurídicos que impulsan a las damas a entrarle a la competencia electoral como nunca antes en la historia de México y eso es algo muy bueno.

 

Las buenas noticias son importantes pero nunca les damos importancia. La moda actual es rechazar lo bueno “por vendido” y aceptar todo lo malo “como realidad objetiva”.

 

Se vale hablar de lo bueno.

 

El proceso electoral en curso, nos arrojará un paridad 50% mujeres, 50% hombres en las candidaturas a puestos de elección popular.

 

Lo que nos lleva a reflexionar: El género del candidato, ¿es suficiente para ganar?

 

Hay muchas que piensan que sí. Que es el factor todopoderoso para obtener el triunfo: ser mujer y ya.

 

Por otro lado, hay muchos que piensan que no e incluso que el género puede llevarlos de antemano a la catástrofe electoral.

 

A ambas reflexiones: No.

 

En el pasado quedaron experiencias que nos dejaron importantes lecciones a nivel local: una campaña que fracasó por la debilidad de su discurso político basado exclusivamente en la cuestión de género de la candidata; “palabra de mujer” decía aquella campaña, donde la candidata experimentó en un Chihuahua y en un partido político que se lanzaba a una aventura desconocida.

A la campaña de Martha Laguette, el PRI le debe ser la pionera en materia de discurso de género para campaña y una lección sumamente importante para posteriores experiencias.

 

El PAN no supo qué hacer con el género de su candidata presidencial en 2012 y el resultado fue desastroso. A pesar de que Josefina Vázquez Mota representaba una apuesta aventurada para el partido conservador, no hubo directriz adecuada para proyectar a su candidata.

 

Si usted está pensando en postularse o en su partido la pueden considerar para pedir el voto en 2015, tome en cuenta los casos aquí mencionados.

 

El equipo de comunicación e imagen política de las campañas políticas venideras, tienen que ponerle el peso suficiente al género del candidato; ni darle todo el peso ni dejarlo de lado.

 

No podemos ser tan simplistas. Se sorprenderá usted, querido lector, al saber que al electorado poco le importa el género del candidato y que en su definición del voto, no es un factor relevante.

 

También tenga en cuenta que la idiosincrasia, historia, cultura y madurez de cada pueblo condiciona la relevancia concreta que debe dársele a una candidata mujer, tales son los casos de Michelle Bachelet en Chile o de Cristina Fernández en Argentina, quienes son ejemplo de un discurso e imagen política con la dosis justa de feminidad: ni mucho ni poco, simplemente lo necesario.

 

Esto en un entorno de campaña con suficiente información sobre la candidata: su vida, trayectoria, labor, perfil profesional, propuesta de campaña, etc. De no tener suficiente información sobre la candidata y no generar una imagen pública, la falta de información hará un vacío y su percepción será determinada por los pocos factores que tengan a la mano, entre ellos, el género.

 

Sin duda hay que tomar en cuenta la investigación de campaña e incentivar la investigación seria sobre la relevancia del género en las campañas políticas, para poder fomentar un debate sobre este intrigante tema e ir descubriendo nuevas aristas en un entorno político donde las mujeres participan cada día más.

 

El reto es vencer la triste, pero cierta, percepción de gran parte del electorado mexicano que aún cuestiona la falta de capacidad, contundencia y liderazgo de las mujeres en campaña.

 

ULTIMALETRA

Felicito a Ricardo Boone y a todo el equipo de AntenaTV por este segundo año de transmisiones al aire por el canal 190 de cable, donde un servidor conduce el programa Plan de Vuelo, los martes y los jueves a las 8 PM. ¡Enhorabuena y que sigan los éxitos!

luisruben@plandevuelo.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here