Chihuahua: Tierra de inelegibles

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Desde el palacio de gobierno de Chihuahua se ha iniciado una guerra. Bueno, más bien lo correcto es decir, se ha iniciado otra guerra más.

 

La elección del Auditor Superior del Estado, resultó interpretado como un acto hóstil del Congreso del Estado, dado que la designación no cayó en el favorito de palacio y recomendado del secretario de hacienda, Arturo Fuentes Vélez: el famoso Oso Valenzuela.

 

Olvidando las promesas de campaña y también, que ya está sentado en la silla de gobernador, Javier Corral Jurado comenzó lo que mejor sabe hacer: atacar.

 

Nadie puede negar ese extraordinario talento que tiene para el ataque, especialmente a los de su casa: el Partido Acción Nacional. Y así comenzó las hostilidades contra Ignacio Rodríguez Bejarano, el nuevo Auditor Superior del Estado.

 

Con la furia a todo lo que daba, porque el Congreso tomó una decisión autónoma y sin consultarlo, Corral ha declarado a Nacho, como usurpador de funciones e inelegible para tal posición, porque ocupó la fallida candidatura suplente a diputado local del primero en la lista de plurinominales del PAN.

 

Para haberse inscrito al proceso de selección de la Auditoría, Nacho tuvo que presentar un documento de la autoridad estatal electoral, donde daba fe de que no había ocupado una candidatura en el proceso pasado. Dicho documento fue expedido en febrero y fue firmado por el inepto segundo de a bordo del IEE, Guillermo Sierra, con el aval de los cobardes consejeros.

 

¿Por qué inepto?

 

Porque una vez que el gobernador ardió en cólera, obligó al IEE a expedir una fe de erratas, donde decía que se había equivocado en la búsqueda de sus registros y que Rodríguez Bejarano sí había sido candidato en el proceso pasado.

 

Sólo un inepto tarda dos meses en revisar sus archivos para mandar una fe de erratas, como la mencionada. Sólo le faltó poner “mil disculpas”.

El gobernador Corral no tiene calidad moral para llamar a Nacho inelegible y auto erigirse como adalid de la legalidad, cuando Corral ha violado sistemáticamente la ley: el caso más reciente fue el hecho de no pedir licencia, hace más de un año, para poder cumplir con los requisitos legales para ser candidato a gobernador.

 

Entonces el gobernador es inelegible. Es decir, falló a la ley que ahora dice defender con fervor lopezportillista.

 

Tan fanático que es del golf como de la Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que se le olvidó que existe un  criterio que ya sustentaron sus cuates del TEPJF en casos similares al de él, en los cuales funcionarios no se separaron de su cargo a tiempo en la pasada elección: el caso de Alán Falomir y el de Rosa Isela Gaytán.

 

Falomir era regidor y no pidió licencia para ser candidato suplente plurinominal, mientras que Rosy Gaytán, si pidió licencia a su encargo administrativo, volvió al mismo días de la elección, situación que la llevó a la litigada electoral, puesto que buscaban que no asumiera como regidora al lado de Maru Campos.

 

El criterio del TEPJF, dice aunque a veces no se cumplan ciertos requisitos de elegibilidad se debe atender a sí en realidad se está logrando el fin que la ley busca al establecer dicho requisito (pedir licencia).

 

Aunque Ignacio Rodríguez Bejarano haya sido candidato suplente de lista por el PAN, ese requisito lo que busca es que no tengas vínculos partidistas que afecten la función. En este caso, es evidente que se encontraba de relleno en la lista, es decir no iba a llegar a ser electo, esto indica que tenía muchas influencias en su partido.

 

De haberlo sido, hoy sería diputado o tendría alguna posición relevante. Es más, sería diputado.

 

Entonces, si nos atenemos al criterio del gobernador Corral, sería tan inelegible él como Nacho, pero pues, ahí está el criterio del TEPJF, que lo benefició directamente a él para poder ocupar el cargo que hoy ocupa con cinismo y deshonra para Chihuahua.

 

¿Por qué es Nacho Rodríguez el perfil adecuado para la Auditoría Superior del Estado?

Primero, porque logró unir agua y aceite, para elegirlo: unió a casi toda la oposición al PAN y a la mayoría de los diputados del PAN, a su causa. Es decir le tienen confianza practicamente todas las fuerzas políticas y por ello, tiene la descalificación de Javier Corral. Por eso Nacho es el mejor perfil. Pues, no está impuesto por el poder público, de ahí que el fin del requisito de elegibilidad queda superado.

 

ULTIMALETRA

Todos los lunes a las 9 de la noche, ponga su radio en el 102.5 de su FM para escuchar las mejores entrevistas, opinión y análisis político con la justa dosis de cine y cultura.

luisruben@plandevuelo.mx

Deja un comentario