¿La maldad está en los medios?

.:ULTIMALETRA ES IMAGEN:.

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Parece que hemos vuelto al tiempo del caudillo. Del monopolio del súper héroe todopoderoso que va a rescatar a los buenos de las garras de los villanos que oprimen, manipulan, engañan y encadenan a la sociedad.

 

Los poderes que le hacen ser un hombre extraordinario, superior a usted y a mi, son aquellos que obtuvo en tierras lejanas, gracias a aliados que le hicieron ver que él podía ser más y mejor que los demás: el mesías que el mundo necesita para sacarlo de la oscuridad en la que vive.

 

Pero, la sociedad no sabía que tanto lo necesitaba hasta que les abrió y los ojos y los guió para que, juntos, hicieran el milagro de unirse y vencer al terrible malvado que los mantenía en el lado oscuro. La luz es él. La verdad es él. El mágnamimo es él. Y quienes no estén con él, merecen todos los castigos posibles, pues no están de su lado y eso es incorrecto.

 

Estos tiempos vivimos. Donde el discurso permanente es fomentar la división, el encono, el pleito. Para generar la necesidad de un héroe que nos salve. Y obviamente, tiene que existir un villano para que ese héroe tenga causa y justificiación de su existencia.

 

Así la tuvo George W. Bush con el terrorismo en Afganistán: con una mentira justificada en el 11 de septiembre de 2001, invadió un país entero y lo destruyó.

 

De perdida para el heredero Bush, la causa era externa y (con todo y mentiras) unificó a su pueblo con la misma. Hoy, el republicano que ostenta el cargo máximo de los Estados Unidos, tiene su enemigo en casa.

 

Donald Trump le declaró la guerra a los medios. Ellos son los malos de la incipiente película de su gobierno. Ellos son los que se interponen en su camino rumbo a la gloria.

 

Ya en nuestra realidad mexicana, no muy lejos de nuestro Chihuahua, está el caso del gobernador de Nuevo León, quien no entiende que para gobernar se necesitan más talentos que ser un patán. Desde su campaña, los medios han sido sus enemigos, porque no lo alababan, como su gran ego lo requería. Hoy la guerra sigue en aquel estado y sus niveles de aceptación bajísimos. Hace un par de años, el Bronco era el prototipo de candidato que todos querían ser, hoy nadie quiere ser como el Bronco. Su cerrazón y necedad, tienen a Nuevo León asfixiado como nunca antes.

 

En Chihuahua, tenemos nuestro caso particular. Digno de estudio: Javier Corral Jurado.

 

Para Corral candidato (en su segunda vuelta) y como gobernador, los medios son los malos de la película de su aventura electoral que comenzó en 2014, con su fallido intento de hacer un frente contra la reforma de telecomunicaciones, que después se convirtió en Unión Ciudadana, que dedicó sus esfuerzos totales a debilitar el gobierno de César Duarte, teniendo un éxito rotundo.

 

Tristemente para los chihuahuenses, para Corral son muy pocos los “buenos”, los dignos ciudadanos que comparten su causa y los periodistas no somos parte de ese selecto y plural grupo, en el cual vemos a los operadores de López Obrador, panistas decentes y otros no tanto, e incluso hasta priístas.

 

Para Corral toda crítica es ataque. Así lo han hecho saber algunos de sus voceros vía los diferentes grupos de Whatsapp en los que nos comunicamos los colegas y compartimos información.

 

Resulta que para un experiodista y hoy influyente funcionario de comunicación social, subordinado de Antonio Pinedo, sólo existen tres causas por las cuales, se critica a Javier Corral en los medios de comunicación:

 

  1. Porque no les da dinero a los medios.
  2. Porque no los trata bien.
  3. Porque gobierna mal.

 

Para él no hay mas. En pocas palabras: si alguien crítica a Corral, está equivocado de antemano. Para él Javier Corral no gobierna mal ni lo hará. Simplemente, Corral alcanza un grado tal de perfección que el mismo Creador ha de envidiar al gobernador del estado, desde la óptica de este singular vocero que tiene en los grupos de Whatsapp y el Twitter.

 

Inmediatamente, las reacciones de algunos compañeros como Francisco Ortiz Bello, Edgar Peinado, Jaime Lara no se hicieron esperar:

 

“El gobernador ha convertido a la prensa en una barrera entre él y la ciudadanía”, destacaron.

 

“Pues en estricto apego a mi percepción de la verdad, el gobierno estatal ha tenido un discurso vs medios de comunicación. Le apostó a redes sociales, como si estas nos sustituyeran, no funciono y no ha sido asi”, fue otro de los comentarios.

 

“Aun hoy, cree firmemente que puede prescindir de los medios convencionales. Ante el desprecio,descalificaciones y menosprecio hacia la prensa y los medios, el gobernador se ha puesto sólo en una línea de flotación ante la ciudadanía. Ni se hunde ni nada, sólo flota…”, continuó el debate.

 

“El gobernador puede convertir a la prensa en lo que quiera? ¡Yo no comparto esa idea! La prensa tiene una labor que desarrollar con o sin el gobernador”, salió otro colega a la defensa.

 

Y se ponía cada vez más calientito.

 

“Tengo 32 años en los medios, todas las administraciones pasan; los medios seguimos…golpeados o no, enriquecidos o empobrecidos, pero al final todos pasan…hay diputados secretarios coordinadores tragados por el olvido y el devenir del tiempo. El ejercicio del poder es para hacer amigos nunca enemigos..”, expuso uno de los más experimentados miembros del grupo.

 

“Me preocupa que esa sea su percepcion…. Los veo emitir entre 10 y 12 comunicados diarios y ¿aún así se percibe menosprecio? ¡Hay que revisar eso!”, seguía a la defensa, un colega, quien por cierto no comenzó el debate.

 

Porque quien dejó la víbora chillando, simplemente se escondió en la comodidad de sólo mirar sin participar. Porque ni buenos días, ni saluda, ni nada. Sólo pone comparte videos, audios, transmisiones del gobernador Corral sin la mínima cortesía.

 

Y para finalizar el intercambio de opiniones, desde Juárez, finalizaba uno de los participantes: “Es la manera como (Corral) se refiere a nosotros. Y generaliza…”

 

La respuesta de quien había ocasionado el debate fue subir dos videos del gobierno del estado, esperando fueran difundidos por los integrantes de este grupo de Whatsapp. Con total indolencia a todos.

 

La moraleja de este intercambio fue que el discurso de Corral es totalmente falso y que toda la congruencia que lo convirtió en una figura nacional, se fue por la borda. Pues él dijo que la crítica sería bienvenida, pero sus voceros virtuales, dejan claro que toda crítica es considerada ataque.

 

Al igual que el Bronco y que Donald Trump. Para ellos también la maldad está en los medios.

 

ULTIMALETRA

¡Toros en Chihuahua! Es un gusto que vuelva la fiesta a nuestra Plaza de Toros La Esperanza este 31 de marzo.

Todos a los toros.

luisruben@plandevuelo.mx

Deja un comentario