Loera mal informa al presidente; está más preocupado por su proyecto político al 2021: Mario Mata

0

CUU.- Mario Mata Carrasco es diputado federal del quinto distrito del estado de Chihuahua con cabecera en Delicias, quien estuvo en Plan de Vuelo radio, vía videollamada, para comentar la realidad de la situación tensa referente al agua en la presa La Boquilla en aquella región.

“En el mes de septiembre de 2019, la titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) Blanca Jiménez propuso surtir del agua de Chihuahua al estado de Tamaulipas lo que causó una discusión fuerte entre nosotros en la Cámara de Diputados. Después de varias sesiones de la Comisión Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, se dejó claro que las razones por las que se quería llevar agua de un estado a otro eran meramente económicas y respondían a intereses personales de funcionarios de mayor nivel”, destacó Mata.

Explicó que la cantidad de agua que se pedía se le diera al estado de Tamaulipas era de mil millones de metros cúbicos, lo que equivale a tres veces la presa Las Vírgenes.

El diputado expone tres razones por las que no se puede vaciar la presa:

  1. No es legal llevarse agua que ya tiene un fin, porque respondiendo a la inquietud de muchos sobre el agua del tratado, esta nunca se ha pagado vaciando la presa, sino se paga con el excedente o escurrimiento de agua y si se debe alguna cantidad se paga hasta el siguiente ciclo agrícola.
  2. En ningún ciclo se han abierto las presas para pagar agua del tratado por lo que no es lógico llevarse el agua bajo esa premisa.
  3. De los 15 millones de agua que se alcanzaron a sacar de la presa, ninguna gota de agua llegó a Tamaulipas, ya que el agua inundó aproximadamente 1500 hectareas de riego del estado y algunos pequeños poblados.

“Ni siquiera el gobernador del estado tenía conocimiento sobre el robo de agua que se estaba por cometer, y ante este tipo de escenarios la única persona que puede dar una indicación de tal magnitud y movilizar a las fuerzas armadas es el presidente de la república; CONAGUA depende de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y ésta tiene como su jefe al presidente. Creemos que la información que le llega al presidente, es parcial y érronea, pues Juan Carlos Loera está más preocupado por defender su proyecto político al 2021”, detalló.

Aclaró que la causa principal de esta situación, fue que Tamaulipas autorizó la siembra de 200 mil hectáreas cuando se sabía perfectamente que el estado no contaba con el agua suficiente; por lo que se autorizó hacer uso del agua de uso público el cual es un aproximado de 350 millones de metros cúbicos y en caso de que esa agua se acabara se le pedirían al estado de Chihuahua, lo cual dejaría desprotegidos a los cultivos de la zona como los que se utilizan para alimentar a las vacas lecheras, pilares económicos de la región.

“Aquel fatídico 26 de marzo, agoté todos los medios de diálogo con la autoridad federal y reconozco a todos los actores políticos involucrados como el gobernador Javier Corral, el senador Gustavo Madero, los diputados federales del PAN y Yako Ramírez de Morena, así como todos los diputados locales de todos los partidos. Pero fue el gobernador quien solucionó el problema, dados sus buenos oficios”, comentó.

Argumentó que quienes buscan politizar esta situación son los militantes de MORENA, quienes nunca se habían involucrado en el tema, antes del conflicto del 26 de marzo: comités municipales y encontrados unos con otros, “pues los de Loera están a favor de mandar el agua a Tamaulipas y los contrarios se oponen“.

Para finalizar el diputado exhortó a diversos funcionarios a no quitar el dedo del renglón,  seguir luchando para mantener el agua en nuestras presas y a respetar la decisión de los agricultores de dialogar directamente con el gobierno federal sin la intermediación de ningún político “pues lo que deseo es que esto se solucione, nada más.”

Deja un comentario