Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

 

Chihuahua, Chih.- Hace unas horas sostuve una muy interesante charla, vía remota dentro del US Election Tour virtual presentado por BIPONTINO®️, con el profesor Allan J. Lichtman, quien es muy famoso en los Estados Unidos como el oráculo moderno, profeta electoral o el Nostradamus de las elecciones.

 

Allan J. Lichtman. Foto: Wikipedia.

Lichtman es historiador egresado de la Universidad Brandeis de los Estados Unidos y de Harvard. Actualmente es maestro de la Universidad Americana desde 1973 y cobró notoriedad al inicio de los años 80, tras desarrollar un innovador modelo matemático capaz de predecir con exactitud quien ganará las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

 

Vlaidmir Keilis-Borok. Foto de Los Angeles Times.

“En California conocí a un sismólogo ruso que estaba obsesionado con predecir cuándo se podía producir un movimiento telúrico y en probar la validez de este modelo, tomando como experimento los procesos electorales. Así pues, conocí a Vlaidmir Keilis-Borok quien había forjado su trayectoria en la Unión Soviética, país que no contaba con procesos democráticos y me propuso hacer la prueba en los Estados Unidos”, relató.

Al adaptar el modelo y terminar su desarrollo, Lichtman lo filtró a algunos medios impresos y eso le valió una llamada de la Casa Blanca.

 

“La llamada era de Lee Atwater (estratega en jefe del entonces presidente Ronald Reagan) quien me preguntó sí el modelo realmente funcionaba: ‘¿eres capaz de predecir al ganador de la elección presidencial?’, me preguntó y le dije que sí. Me citó de inmediato en la Casa Blanca”, recordó.

Contó que, una vez en la Casa Blanca, Atwater le hizo un planteamiento inesperado: le preguntó qué pasaría si Reagan no fuera candidato para la reelección.

 

Ronald Reagan y Lee Atwater en la campaña presidencial de 1984. Foto: Politico.com

“Simplemente vas de tener un candidato que se quede en la Casa Blanca o a uno que nunca la conocerá. Pues de acuerdo al modelo de 13 llaves o factores, si el presidente en turno que busca la releección tiene 6 o más en contra, simplemente pierde. Y Reagan como presidente sólo tenía 3 en contra, lo que lo hacía un claro ganador, si no era candidato, esos factores se duplicaban y hubieran entregado la presidencia”, confesó.

 

Atwater se quedó satisfecho con la respuesta y de ahí, el resto es historia: Reagan se postuló y reeligió en 1984. Desde hace 36 años su modelo predictivo no ha fallado.

 

El profesor Lichtman es muy recurrido por los medios de EUA. Foto: NBC

“Mucha gente que mis predicciones hacen de mi vida una espectáculo placentero, sin embargo, cada vez que hago la predicción presidencial, una mitad del país me aplaude y el otro me odia. He recibido muchas presiones para que mi predicción favorezca a uno o a otro. El modelo no reconoce afinidad partidista, son matemáticas puras y fue en 2016, cuando el modelo arrojó que Trump ganaría que recibí presiones como nunca”, narró entre risas.

 

Cuando Trump recibió la estafeta presidencial de Obama, cuenta que recibió una carta de agradecimiento firmada de puño y letra por el entonces novel presidente de los Estados Unidos.

 

¿Cómo funciona su método de “13 llaves”?

Joe Biden y Donald Trump

El método de 13 llaves o factores arroja respuestas sumando y restando variables, que juegan en contra o a favor de quien ocupe la Casa Blanca. Y  cuando seis o más de ellas juegan en contra, el partido en el poder pierde.

“Este método está ajeno a las encuestas, comentarios editoriales, análisis de expertos o presiones políticas: son números y nada más. Hoy, el presidente Donald Trump tiene 6 factores en contra y el método da como resultado que el ganador de la contienda será Joe Biden”, finalizó Lichtman.

 

Las 13 llaves son:

 

  • Mandato partidario: Si después de las elecciones intermedias (legislativas), el partido en el poder obtiene más asientos en la Cámara de Representantes que elecciones anteriores.

 

  • Competencia interna: Que no exista competencia interna por la candidatura (para el presidente en turno).

 

  • Incumbencia: Que el candidato del partido en el poder sea el presidente en funciones.

 

  • Tercería vía: Que no exista una tercera opción viable para competir al bipartidismo.

 

  • Economía a corto plazo: Que la economía no se encuentre en recesión durante la campaña.

 

  • Economía a largo plazo: Que el crecimiento económico per cápita, crezca durante el mandato en curso, en cifras iguales o superiores a los dos periodos presidenciales anteriores.

 

  • Cambios en políticas públicas: Que la actual administración tenga un cambio radical en la política pública nacional.

 

  • Agitación social: Que no exista agitación social relevante durante el mandato.

 

  • Escándalo: Que la administración en funciones no esté manchada por un escándalo mayor.

 

  • Falla militar o diplomática: Que la administración en funciones no sufra descalabros mayores en materia militar o de relaciones exteriores.

 

  • Éxito militar o diplomático: Que la administración en funciones tenga éxitos grandes en materia militar o de relaciones exteriores.

 

  • Carisma del presidente /candidato: Que el presidente en funciones y candidato sea muy carismático.

 

  • Carisma del candidato retador: Que el candidato opositor sea muy carismático.

 

Allan J. Lichtman ha escrito varios libros de historia y cuenta con ocho ediciones de su libro “Predicting the Next President”, que publica previo a cada elección presidencial y que actualiza de acuerdo con la circunstancia política y electoral.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here